Ficha de cría Agapornis

¿Conoces lo que es un agaporni?

Los agapornis son aves pequeñas de unos 13 a 16cm que presentan unos coloridos muy intensos en su plumaje, ya sean verde, rojo y amarillo como los más típicos, son de la familia de los loros y también se les puede conocer como “inseparables” o “los pájaros del amor”, debido a los fuertes vínculos de pareja que tienen entre una hembra y un macho y es que les encanta acurrucarse juntos cabeza con cabeza y limpiarse las plumas el uno al otro.

Hay nueve especies conocidas distintas de agapornis, ¿En qué se diferencian? Muchas de ellas se diferencian en los colores tan variados de sus plumajes o en el color del pico, en el carácter y comportamiento. Las diferentes especies serían:

  • Agapornis Canus: Estos agapornis tienen un dimorfismo sexual, los machos tienen la cabeza y el cuello de color gris perla y el resto verde, mientras que las hembras son completamente de color verde.
  • Agapornis Pullarius: Esta especie vive en el África ecuatorial y la zona ecuatorial oeste, también presenta un dimorfismo sexual entre machos y hembras, ambos son de color verde con la cabeza roja aunque las hembras tienen un rojo más pálido más parecido al naranja.
  • Agapornis Taranta: La especie Taranta vive en zona montañosa en la zona central y este de Eritrea y está más acostumbrado a las temperaturas bajas. Su colorido tiene el cuerpo verde y el pico rojo, con el dimorfismo sexual de que los machos tienen un antifaz de color rojo que les cubre desde el pico hasta los ojos.
  • Agapornis Swindernianus: Esta es la especie de agaporni de la que menos se sabe, ya que a pesar de ser casi imposible de capturar porque viven en las copas más altas de los árboles de la selva tropical africana, mueren a los pocos días de entrar en cautiverio debido a sus hábitos alimenticios, nunca han conseguido trasladar uno con vida a Europa. Su color es verde con un collar negro y amarillo que se funde con el verde de su espalda la parte interior de las alas es de color negruzco y en la cola podemos encontrar colores como rojo y azul con la punta verde, el pico es de color grisáceo. Este agaporni no tiene dimorfismo sexual.
  • Agapornis Roseicollis: Los agapornis Roseicollis son de color verde con la cara de color melocotón, no tienen dimorfismo sexual y el método de sexaje más utilizado es midiendo la distancia de los huesos de la pelvis, las hembras tienen los huesos más separados y anchos donde cabria un dedo, en cambio los machos están más pegados y juntos.
  • Agapornis Personatus: El personatus vive en la sabana arbolada, en arboles donde se les permita anidar. Los personatus son de varios colores aunque su color principal, el llamado “ancestral” era de cuerpo verde, con un collar ancho amarillo, la cabeza negra y el pico rojo intenso. Ha sido una de las especies que más han hecho criar y han salido gran variedad de colores, con lo cual buscar un personatus de color ancestral ahora mismo es una tarea bastante difícil. Los anillos oculares de esta especie son de color blanco.
  • Agapornis Fischeri: Esta especie vive en el norte de Tanzania en los bosques de hoja caduca, se alimentan principalmente de semillas. Su frente es tiene un color entre naranja y rojo con una degradación de color hacia la espalda de color verde oliva hasta comenzar con el verde más intenso del resto de su cuerpo, también tienen un collar amarillo, el pico es rojo y también tienen el anillo ocular blanco.
  •  Agapornis Nigrigenis: Esta especie es originaria de Zambia. Tienen la cabeza entre marrón y negra, la parte del cuello es de color naranja pálido y el cuerpo es verde. Su pico es de un rojo brillante con un color más rosáceo en la base, también tiene el anillo ocular blanco.
  • Agapornis Lilianae: Estos agapornis viven en zonas calurosas por el sur de Tanzania en colonias muchas veces de más de cien pájaros, siempre cerca del agua para poder bañarse y combatir el calor. El cuerpo de ellos es de color verde y la cabeza y el cuello de color anaranjado. El pico es rojo con la base rosada y el anillo ocular blanco.

Estás coloridas aves están presentes en el África subsahariana entre Tanzania, Kenia y la isla de Madagascar. En cuestión de hábitat los agapornis viven perfectamente en una jaula, la única norma aquí es: ¡Cuanto más grande mejor! Así nuestros pequeños amigos podrán ejercitarse más. En la jaula como para cualquier ave son necesarios poner soportes o barras para que puedan acomodarse, también son adecuados ponerles ramas de árboles más o menos gruesas o lo suficiente para que aguanten su peso y tamaño, las venden en tiendas de mascotas aunque si lo que prefieres es ir tu a buscarlas a un bosque para evitar sustos lo mejor sería hervirlas primero para desinfectarlas por cualquier cosa que pudieran tener.

A los agapornis les encanta jugar con juguetes que puedan morder con el pico como cuerdas, juguetes de plástico o maderas, también los venden en tiendas de mascota pero mucha gente prefiere hacérselos a mano con objetos cotidianos que tienen por casa y se ahorran parte del dinero.

Alimentación del Agapornis

La alimentación de esta pequeña mascota se compone de semillas, frutas, verduras e incluso brotes, pueden comer alimento seco perfectamente pero es muy recomendable darles alimento fresco 2 o 3 veces por semana como mínimo y hay que vigilar que nunca les falte agua en su bebedero.

Su tiempo de vida no es corto precisamente, el tiempo medio son unos 12 años aunque muchos llegan a cumplir 15 si disponen de una buena alimentación y un buen cuidado.

Reproducción de Agapornis

A la hora de la reproducción hay que mirar bien mucha información sobre todo lo que necesitan, cada especie lo hace de una manera pero los agapornis más comúnmente se reproducen creando un nido que hacen ellos mismos con ramas, hojas o sus propias plumas.
Tras el apareamiento la hembra construirá el nido a no ser que encuentre algo que le sirva como un nido de madera o costalitos y ya no saldrá más, cuando ponga un huevo será un día si un día no que pondrá los demás siempre de seis a cuatro huevos suelen poner. Al pasar unos 22 o 24 días nacerán los pollitos que se harán grandes en un mes.

El carácter de la hembra suele cambiar de cara a la reproducción, se vuelve más agresiva con su dueño y otros pájaros excepto con su pareja, mientras la hembra esté empollando los huevos estará muy delicada y es recomendable acercarse lo justo a la jaula ya que podría molestarse y tirar los huevos del nido o incluso romperlos con el pico. El macho en cambio su carácter seguiría igual, le iría trayendo comida a la hembra que regurgitaría en el pico para demostrarle su “amor”. La hembra se debilita mucho tras poner los huevos, pierde mucho calcio y lo mejor sería ponerle en la jaula una barra de calcio para que ambos padres se alimenten y que cada día no le falte la combinación de semillas con fruta fresca. Al nacer los pollitos también sería más sencillo para la hembra si tuviese pasta de cría que le haría regurgitar mucho mejor la comida para dársela a los pollitos.

Y si todo esto te ha convencido y estás pensando en adquirir un nuevo compañero muy colorido y alegre, te aseguro que el agapornis es un ave fantástica, con mucha facilidad para cuidarla y que seguro que aportará mucha felicidad a su dueño.

About the author